Saltar al contenido.

Por qué Google+ no es un nuevo Facebook

Por qué Google+ no es un nuevo Facebook

Empieza el 2013 y como cada inicio de año es momento de predicciones en el mundo de la comunicación digital. Gurús, expertos y profesionales de referencia varios se animan a vaticinar las tendencias del año, unas veces desde el convencimiento otras, quizás, desde el patrocinio. En la picota sigue la red Google+, que desde que fuera lanzada en julio de 2011 divide a fans y a detractores y también a un buen número de observadores escépticos que aún no entienden qué demonios aporta la apuesta social de Google. Así, hemos empezado el año con un buen número de artículos sobre el tema, algunos muy críticos con la presión que está ejerciendo Google sobre los usuarios para conseguir que se abran un perfil en Google+ y otros saliendo en defensa de la red y aclarando su sentido.

Al margen de cualquier debate, lo cierto es que Google está poniendo toda la carne en el asador con su proyecto, y supongo que no es casual que también en los últimos días la misma compañía haya difundido a través de la red un enlace para bajar de forma gratuita el libro “What the plus! Google+ for the rest of us”. En él, Guy Kawasaki (“histórico” evangelista de Apple, autor best-seller en temas de marketing 2.0, cofundador del agregador de noticias Alltop y uno de los tipos con más influencia en el mundo de los social media) explica porqué cree que Google + va a acabar superando a redes como Facebook y Twitter y da un montón de consejos útiles sobre como utilizar la red de marras. Os lo recomiendo si estáis interesados en introduciros en el tema.

Como mucha de la gente que conozco, siempre he mirado a Google+ un poco de reojo. Abrí un perfil en su momento pero nunca me he esforzado en trabajarlo demasiado, por el mismo motivo por el que no lo hacen muchos de mis conocidos: no encuentro a mucha gente de mi entorno a quien agregar a mis círculos y la gente a la que encuentro está pero no suele usar la plataforma. Muchas veces me he preguntado, como dice Kawasaki en su libro, ¿para qué voy a pasarme por una fiesta con poca gente que encima no conozco cuando puedo ir a un macrofestival como Facebook y encontrarme con un montón de gente conocida?

Pero esa pregunta parte, parece ser, de una asunción errónea: que Facebook y Google+ sirven para lo mismo. Y resulta que no.

En qué nos equivocamos (si es verdad que nos equivocamos…)

Siempre he creído que Google+ era una red social para geeks. El lugar ideal para encontrar a todos los pirrados por la tecnología, la informática, las redes sociales, etc. compartiendo contenidos más serios o “profesionales” que los que podemos encontrar en Facebook.

En cierto modo es así. Yo he encontrado a ese perfil de usuario porque mis intereses en el último par de años han orbitado en gran parte alrededor de esos temas. Pero hay vida más allá de los geeks. Si me hubiera esforzado por encontrar usuarios o círculos pirrados por, pongamos, la guitarra (una de mis pasiones) también los hubiera encontrado. Pero por algún motivo no lo he hecho. He conservado los hábitos de siempre: conectar con los amigos vía Facebook y recibir contenidos sobre mis áreas de interés a través de Twitter o de RSS de los blogs que sigo. ¿Por qué? Porque como a mucha gente, simplemente no se me ha ocurrido que pudiera ser de otro modo. La ecuación “Google+ es igual a Facebook menos la gente” se ha interpuesto en mi camino.

Ahora, leo en el libro de Guy Kawasaki que es un error pensar que Facebook y Google+ son redes son mutuamente excluyentes, como tampoco lo son Twitter y Pinterest. Cada una de ellas tiene aplicaciones distintas y, por tanto, la clave no es escoger la herramienta “que más nos gusta” sino la que es más adecuada para nosotros en cada momento. Y aunque muchos hemos adoptado cada red social nueva como experimento y sin pensar demasiado, la saturación de oferta está empezando a pedirnos que empecemos a cribar un poco. ¿Cómo? El libro “What the Plus!” propone la siguiente chuleta para navegantes despistados (demasiado esquemática, creo, pero clara para lo que nos ocupa):

  • Si queremos enviar o recibir percepciones inmediatas y seguir eventos a tiempo real, usaremos Twitter.
  • Si buscamos estar al tanto de lo que está pasando en las vidas de la gente que conocemos (y “exhibir” la nuestra), usaremos Facebook.
  • Si nos gusta compartir fotografías de un modo sencillo y divertido, usaremos Pinterest.
  • Si buscamos a gente que se reúna para compartir pasiones, aunque no se conozcan, usaremos Google+.

Ahí radica la personalidad de Google+ según sus defensores: es un espacio donde compartir las pasiones que probablemente no compartes con tus 200 amigos de Facebook. Es como unir la filosofía del blogging con la interfaz de una red social al uso (timeline, etc.). La idea de los “círculos” viene a complementar bastante bien ese concepto: dividir a tus contactos en diversas áreas te permite decidir qué tipo de contenidos compartes con cada uno de ellos, cosa que en Facebook no puedes hacer. De algún modo, siempre prevalece el que haya un “interés común”, aunque a) Inicialmente la red propone círculos  “generalistas” como “familia” o “amigos”, cosa que huele a Facebook y b) el mismo Kawasaki explica en su libro que, por defecto, comparte sus contenidos con todo el público de Google+ porque es lo que le da “más resultado” (esto me parece un poco contradictorio y abre otra vez el debate de lo cualitativo vs. lo cuantitativo en las redes sociales).

En definitiva: la teoría parece bonita, de repente Google+ tiene sentido y parece que hasta futuro. Por decirlo a lo bruto, los frikis de cualquier tema ya tenemos una red para compartir nuestros vicios con otros pirrados como nosotros con una interfaz “al estilo Facebook pero con el rollo limpito de Google”, con un buscador mucho más potente (por ahora) y sin necesidad de tragarnos el ruido que hacen esos amigos que hemos aceptado por compromiso en la red de Zuckerberg. Y Google sólo tiene que esperar que la gente “comprenda” o a que el tiempo les de masa crítica para situarse en lo más alto del olimpo social media.

Yo me he marcado para el 2013 el objetivo de usar Google+ por lo menos tanto como Facebook. Aplicar lo aprendido en el libro de Kawasaki y en otras fuentes y ver si realmente Google+ es tan increíble como algunos dicen. Eso si: sin perder la cabeza. Bajo todo este debate subyace la lógica del negocio y, ahí, los dos grandes competidores de la red se parecen mucho más de lo que se empeñan en hacernos creer. Pero eso es materia para un próximo post. En este creo que ya me he vuelto a pasar de extensión. Mecachis…

Foto, con licencia Creative Commons, por West McGowan.

10 comentarios Escribe un comentario
  1. Estupendo. Y sigue…

    16 enero, 2013
    • Gracias y sí: sigue en un par de días con otro artículo que le da la vuelta a la tortilla. A ver si te gusta (te he visto por Google+ últimamente).😉

      16 enero, 2013
      • Sí, pero pienso como tú. No sé para qué esos círculos. Ya tengo bastante con facebook y no me resulta fácil lo de google.

        16 enero, 2013
        • Bueno, como dice el post, la idea es crear círculos “temáticos” donde agregar a gente que esté compartiendo contenidos interesantes alrededor de materias concretas, “pasiones” que uno tiene. Eso no implica que ellos te incluyan a ti en los suyos, eso depende de la “calidad” o el atractivo de tus aportaciones o de que conectes con ellos a través de otros medios (comentarios en blogs, conversaciones en Twitter, etc.). De ese modo, controlas con quién compartes los contenidos de un determinado tipo y estableces canales “limpios de ruido”. A mi la idea no me parece mal, pero considero que pide un plus de implicación que quizás el usuario medio no está dispuesto a asumir.

          16 enero, 2013
  2. Nacho #

    Pues como G+ sea eso, lo que han “inventado” existe desde la época de las BBS. Se llama “foros”.

    17 enero, 2013
    • Gracias por tu comentario, Nacho. La verdad es que, si al final resulta que la idea es esa, como dices, aunque les de un argumento para diferenciarse de Facebook, no es nada original. Lo que si que es una guerra más nueva es todo el tema de los datos sociales, como monetizar una plataforma de ese tipo, que es lo que al final le interesa a Google…¡Un saludo!

      17 enero, 2013
  3. vep #

    Hola Manel,

    Mejor volvamos a IRC. Muy interesante el tema…Salut!

    18 enero, 2013
    • Jeje…Foros, IRC…Creo que definitivamente el tema Google+ no tiene mucho éxito…😉 Gràcies pel comentari, Vep. Salut!

      20 enero, 2013
  4. David #

    Es solo cuestión de tiempo… Cuando Google lanzó el navegador Chrome, todos hicieron la misma pregunta… en que iba a innovar.., “para que usar Chorme si ya tengo Firefox…”… Hoy me pregunto… porqué era que antes usaba firefox?… Es solo cuestión de tiempo… la gran G sabe lo que hace y porqué lo hace.

    2 febrero, 2013
    • Totalmente de acuerdo, David. Saben muy bien lo que están haciendo y el proyecto Google en global va más allá de una simple red social. Veremos qué nos depara. ¡Gracias por el comentario!

      2 febrero, 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: