Saltar al contenido.

Branded content y periodismo digital

branded content y periodismo digital

El auge del branded content y del marketing de contenidos, junto con la decadencia del negocio periodístico tal y como lo conocíamos hasta ahora, está dando lugar a fenómenos que ponen en cuestión algunos principios tradicionales del periodismo. Por un lado, los medios se están rindiendo a la nueva máxima de que “cualquiera puede publicar” y están empezando a nutrirse de contenido elaborado por marcas para poder sobrevivir a la crisis. Por otro lado, muchos profesionales del periodismo empiezan a ver que probablemente deban ofrecer sus servicios a las marcas para subsistir en un mundo en que los medios tradicionales están yéndose al garete.

Publicaciones digitales como Forbes o el Huffington Post ya están apostando por el branded content como nueva forma de ingreso publicitario. Esto significa que, en vez de ceder espacio en sus páginas a las marcas para la inserción de anuncios, están empezando a ceder espacio a las marcas para la inserción de contenidos generados por ellas mismas. La cuestión, aquí, es de qué modo se aseguran la calidad de la información y la independencia de los medios en un mundo en que los mecenas se han puesto a escribir (aunque, para qué engañarnos, probablemente ya teníamos suficientes motivos para dudar de la independencia de los medios en su versión tradicional…).

En cuanto a los periodistas, como en el caso de otros perfiles “productores de contenido” (realizadores audiovisuales, etc.), todo parece apuntar a que su subsistencia va a pasar por encontrar soluciones para el auto-empleo y en estrechar su relación con las marcas, muy interesadas actualmente (en teoría) en ofrecer contenidos en la red. Iniciativas como Contently reflejan esa nueva tendencia. Contently es una startup americana que ofrece a las empresas una plataforma tecnológica para la implementación de su estrategia de marketing de contenidos y una red de escritores especializados de los que pueden echar mano para generar sus artículos. Teóricamente, para las marcas es una manera de generar contenidos de calidad y gestionarlos de forma fácil y efectiva y para los periodistas una manera de encontrar colaboraciones como free-lance en un entorno en que (se supone) se valora la calidad y por tanto el trabajo debería pagarse decentemente. No he explorado demasiado la red, pero parece que muchos de los escritores que forman parte de la red de Contently son periodistas que colaboran con medios y que, aparte, ofrecen sus servicios como free-lance en la plataforma. Empresas como American Express, Unicef o el Bank of America ya están entre sus clientes. (Recientemente he descubierto Contentoz, una especie de versión española de Contently que no ofrece plataforma pero que se vende también como red para poner en contacto a escritores con empresas que buscan contenidos de calidad. De momento no tengo mucha información al respecto aunque, en vista de las cantidades que ofrecen, no parece que esté destinado a un perfil demasiado profesional).

Personalmente no confío demasiado en este tipo de iniciativas porque creo que  promueven una filosofía de la subasta que acaba reventando precios e irremediablemente repercute en la calidad de los contenidos. Habrá que ver a donde nos lleva todo esto y si, después de todo, los escritores independientes pueden vender su trabajo a un precio digno a través de redes especializadas. Eso dependerá no sólo de la ley de la oferta y la demanda sino de que las marcas empiecen a valorar realmente los beneficios de producir contenido bien hecho y no se tomen todo este tema sólo como una tendencia sino como una realidad, consecuencia lógica del desarrollo de la red hacia lo social.

Medios, periodistas, marketing…Todo está en el mismo saco. Los reporteros del futuro probablemente tengan en las marcas a sus pagadores, las marcas encontrarán su plataforma de difusión en las publicaciones tradicionales, los medios usarán a las marcas como proveedor no sólo de ingresos, si no también de contenidos…¿Dónde quedan los principios del periodismo clásico en este escenario?

Foto, con licencia CC, by Ifanz.

4 comentarios Escribe un comentario
  1. Hat #

    Al final, en este mundo de mArcas, quizá un periódico o un medio periodístico tradicional tambien lo es… O, al menos, con el branded content al alza, compoten en una misma arena. GraciAs por la visión certera

    18 agosto, 2012
    • Gracias a ti por el comentario, certero también.¡Salud!😉

      19 agosto, 2012

Referencias & Pingbacks

  1. Queridas marcas: ¿queréis seguir engañándonos como siempre? | Territorio creativo
  2. Queridas marcas: ¿queréis seguir engañándonos como siempre? - Portafolio 31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: