Saltar al contenido.

5 claves para una buena estrategia de contenidos

large_1162396637

De acuerdo: crear buenos contenidos online es la mejor manera de posicionar la marca en la selva de la red, a nivel de buscadores, branding y reputación, pero al final lo que queremos es generar leads y a ser posible conseguir la conversión. Y ese paso final no siempre es fácil de conseguir. Hay cinco conceptos que creo que debemos tener muy en cuenta para evitar fracasos en nuestra estrategia de contenidos:

Enfoque. Parece obvio pero no siempre lo tenemos tan claro: debemos focalizar y saber muy bien a quién nos   dirigimos y qué contenidos pueden interesarle.  Nuestras publicaciones deben aportar algún valor para nuestros clientes potenciales. Por ejemplo, un aprendizaje o una solución para un problema. Para descubrir esas necesidades tenemos a nuestra disposición las herramientas de métrica (¿qué publicaciones de las que hacemos funcionan mejor?), o podemos incluso crear encuestas en medios sociales o vía e-mail.

Variedad. La relevancia del contenido también pasa porque sea capaz de mantener vivo el interés, así que hay que diversificar y encontrar maneras atractivas de contar nuestras historias. Eso pasa muchas veces por ponerse en la piel del consumidor, pensar en sus necesidades y darse cuenta de que tenemos mucho más que aportar de lo que creemos. Muchas cosas que nosotros damos por supuestas son en realidad temas desconocidos e interesantes para otros. Aparte, diversificar formatos es la mejor manera de mantener esa chispa tan necesaria. Todos tenemos inercias, así que pensemos en qué tendencia natural tenemos y rompamos de vez en cuando publicando otros formatos. Hay muchas maneras de presentar nuestro contenido (posts, e-books, vídeos, white papers, webinars, infografías, etc.). Y no olvidemos que las actualizaciones de estado que hagamos en redes sociales pueden ser también parte de nuestra estrategia de contenidos integral.

Generosidad. El autobombo excesivo se lleva mal con la filosofía del content marketing: aunque al final queremos ganar clientes, la idea no es hacerlo mostrándoles lo estupendo que es nuestro producto o servicio sino  aportando contenido relevante para ellos que demuestre que somos líderes en nuestro sector y que sabemos como solucionar sus problemas o sus necesidades. Debemos ser generosos, y abandonar la “prepotencia” de modelos anteriores.

Promoción. Las redes sociales son grandes canales de difusión para nuestros contenidos. Podemos y debemos usar su potencial para hacer crosspromotion, pero con sentido: nadie nos obliga a estar en todas partes. Lo mejor es pensar qué pide nuestro producto y usar las herramientas de analítica para descubrir qué canales prefiere nuestra audiencia. Si nos concentramos en los canales más adecuados éstos nos acabaran desviando más tráfico y leads.

Acompañamiento. Sin caer en lo promocional, es adecuado dar a los lectores una instrucción clara de lo que deben hacer tras consumir el contenido. Sugerir un post que amplia la información que hemos dado, redireccionar a un webinar o a la descarga de un documento que toca el tema más a fondo…Guiar a través de esos pasos es a veces la manera más sutil y efectiva de convertir a nuestros clientes potenciales en consumidores reales.

Me parece que no está de más revisar de vez en cuando este tipo de aspectos y preguntarnos si estamos siguiendo el camino adecuado. A veces, en el fragor del día a día, perdemos perspectiva sobre los aspectos más básicos que, al final, acaban siendo los más importantes. Como dijo la escritora francesa George Sand, “lo verdadero es siempre sencillo, pero solemos llegar a ello por el camino más complicado”.

Photo credits (CC Lisence): Leo Reynolds, Erik J.Gustafson, maistora, David Ip, Johnny Vulkan, Jonathan Cohen.

5 comentarios Escribe un comentario
  1. laura #

    Pues me parece una buena reflexión…yo también lo tengo que tener en cuenta en mi trabajo…
    Laura

    17 abril, 2012
    • Gracias, celebro que te haya parecido interesante, Laura. Un abrazo!

      17 abril, 2012
  2. Gracias por tus aportaciones. En mi caso como no tengo potenciales clientes, no es tan importante, pero sí para otras personas que tengan un blog más profesional.
    Un abrazo

    22 abril, 2012
    • Gracias por tu comentario, Teresa. Aunque en el artículo hablo del mundo del blog corporativo u orientado a ventas, creo que algunas de esas claves pueden servir también para blogs personales. No perder el foco, aportar contenido variado y relevante, sugerir a la audiencia modos de ampliar la información, compartir las publicaciones a través de las redes sociales en que creamos tener un público potencial…todas son maneras (creo) de mejorar nuestra tarea y experiencia bloguera, aunque no andemos “buscando clientes”. ¡Salud!

      22 abril, 2012

Referencias & Pingbacks

  1. Reformulando el mito de tu blog | Ni on ni off / El blog de Manel Alcalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: