Saltar al contenido.

Donde las cosas pasan

Coincidencias de la vida, servidor se ha encontrado en Nueva York la semana en que el tío Sam ha decidido facturar al supervillano number one y tirar el comprobante al mar.  Como soy así de exclusivo, mis vacaciones en la capital de lo cool han sido pre-tecnológicas – o vintage, que dirían en el Soho –   y no he tenido a mano ni portátil ni smartphone ni Ipad ni ningún chip más que el de mis tarjetas de crédito (a esas no las pude dejar en casa. La visita a la meca del capitalismo salvaje les hacía mucha más ilusión que a mi). Al final la experiencia ha sido muy interesante y después de lo vivido un par de cosas me han llamado la atención:

1.- Pese a que según los medios españoles Nueva York era una fiesta y toda la ciudadanía había saltado a la calle a cantar el alirón y a celebrar el asesinato selectivo del malo,  yo dormí la mar de bien y no me enteré de nada hasta que un amigo me llamó muy excitado desde Barcelona para saber si yo también me había emborrachado mucho y si me había hecho fotos con la turba de Times Square. Frustrado por mi falta de fluir-con-mi-entorno, durante toda la semana he estado buscando muestras de le euforia neoyorquina y la única que he encontrado es la foto que ilustra la entrada: un cartel en la puerta de un bar del Lower East invitando al personal a tomarse una caña y un trago a la salud del finado. En el bar, por cierto, solo había un cliente.

2.- En los días posteriores al “evento” (Obama lo ha llamado así en su entrevista de hoy en la CBS), en las principales cadenas norteamericanas de informativos  – CNN, CNBC, Fox– solo ha habido una noticia: la muerte de Bin Laden. Ha sido la repetición incesante de un golazo. Con paciencia y buscando uno se ha enterado también de que en algunos estados del sur las inundaciones estaban causando estragos (obviar eso hubiera sido ya demasiado, el número de muertos justificaba hacer pública la noticia y situarla como “evento número dos”).  Por lo demás, en EEUU y en el resto del mundo, NO PASABA NADA.

La realidad vista a través de los medios de aquí o de allí es así: incompleta. Yo acabé optando por las noticias de The Weather Channel, que en vista del tiempo que nos ha hecho, ha sido el canal que ha dado una información más ajustada a la realidad. Y el resto de las vacaciones las pasé mirando a mi alrededor, que es donde las cosas pasan.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: